bio

Una historia
de padre a hijas

 

 


 

 

 

 

 

 

 

 

Ubicados en el sur de las Landas de Gascogne una región pantanosa y arbolada, los talleres de La Sillería landesa nos revelan su historia.

1850

La familia Hayedot crea La Sillería bearnesa y se abastece en los recursos naturales locales (madera y paja) para asegurar su producción.

1950

La Sillería bearnesa se convierte en La Sillería landesa y propone sillas de excepción realizadas según la tradición local más pura.

2005

Un dúo femenino encabeza la empresa. Marie-Pierre y Karine Hayedot perpetúan un conocimiento ancestral que se transmite desde seis generaciones y le dan a la Sillería Landesa un impulso de modernidad.

Al recurrir a diseñadores sensibles al uso de materiales nobles y naturales y que respetan la identidad regional y la fabricación francesa, inscriben sus colecciones en un diseño respetuoso con su medio ambiente.

Nuestro abuelo y luego nuestro padre dirigieron La Sillería antes que nosotras. Hemos tomado el relevo con toda naturalidad.

hoy

Desde 2010, La Sillería landesa colabora con la diseñadora Christelle Le Déan para crear la colección Hossegor, uniendo artesanía y diseño. Ahora les tocan
a los modelos históricos ser reinterpretados en la colección Intersection.